Facebook Twitter Rss

Se importa Policía del Sistema Federal, ojalá y salga mejor que los Locales

El responsable del gabinete del gobierno del Estado Gustavo Madero, acompañado de la Secretaria de la función pública Rocío Olmo, dieron a conocer el estado que guarda la administración pública, entregada por Cesar Duarte y recibida por Javier Corral.

Sábado, 05 de Noviembre de 2016

Del Gobierno sin dinero y la administración quebrada, pasarán ahora a detallar por secretaría, en las próximas semanas, los gastos que se realizaron, los excesos que se cometieron, así como los adeudos que se tienen, pero también, las denuncias que se presentaran ante la fiscalía para que se investiguen posibles desvíos, corrupciones, peculado, así como toda la gama de delitos que contempla el código penal, en lo que se refiere a los servidores públicos.

Después de un mes de estar al frente del gobierno del Estado, no se tiene todavía un plan estatal de desarrollo, tampoco se ha alcanzado un plan mínimo de acción por secretaría y las acciones que se han llevado a cabo, son las que se manera normal se habían programado, de tal forma que la presente administración, no sabe lo que hará, y nada más está atendiendo los asuntos que le llegan.

Con el anuncio que hiciera el secretario de Hacienda Antonio Meade, relacionado con la negativa del rescate económico para las entidades que presentan problemas financieros, donde por supuesto está incluido Chihuahua, la parálisis de la administración Estatal se advierte inminente, así como también inminente será el despido masivo de burócratas que si bien son empleados necesarios, no serán indispensables en esta etapa de ajuste y apretada de cinturón.

La expresión de que el problema somos todos, es aplicable a cada entidad del país, el enorme pulpo corruptor que controla las actividades de cada Estado, en cada gobierno, pareciera no terminar nunca, y como la Hidra de lerna en la antigua Grecia, por cada cabeza que se corta, aparecen dos, terminando por ahogar a quienes intentan pensar y actuar de manera diferente.

Este es el gran reto para el gobernador Javier Corral y sus funcionarios, el lograr permear una nueva actitud, con más honestidad, con mayor transparencia y mayor efectividad, escuchando la voz del pueblo que se dice es la voz de Dios.

Por lo pronto, la voz de Dios no fue escuchada y Javier Benavides quedó integrado en la Policía Estatal Única, pese al gran número de señalamientos que se presentaron en su contra; uno de ellos, fué el del responsable de Comunicación Social del Gobierno del Estado Antonio Pinedo Cornejo, a quien Benavides encarcelo en el año 2000, acusado de difamación y calumnias, pero ahora como forman parte de un mismo equipo, de un mismo gobierno, el interés por servir y olvidar viejos rencores, seguramente prevalecerá, y tal vez en estos años, puedan cultivar una buena amistad.

El nombramiento del policía Oscar Alberto Aparicio Avendaño, como director de la PEU, recomendado por el mismo secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, cuenta con la confianza del mandatario que espera funcione, aunque la experiencia que se tiene con policías importados, es que obedecen a quien los recomendó y como viene de Michoacán, es probable que pretenda implantar el orden con acciones que fueron efectivas en aquellos lares; sería recomendable recordarle que en chihuahua, las cosas funcionan de manera diferente, ojalá y escuche a funcionarios como Carlos Mario Jiménez, quien tuvo su primer acierto, al detener en menos de 24 horas al homicida de los menores.


Acerca del Autor:
  • Ernesto Avíles
  • Missing