Facebook Twitter Rss

Chihuahua sin rumbo y con funcionarios incapaces, sin vocación de servicio; crimen de Miroslava a la PGR

HABLANDO Y ESCRIBIENDO.

Sábado, 24 de Marzo de 2018

Para encabezar un Gobierno Estatal de las dimensiones sociales, políticas, económicas e incluso territoriales de Chihuahua, se requiere además de capacidad e inteligencia, un equipo material y humano, que cuente mínimamente con un conocimiento básico de la materia donde se encuentre.

Para el empresario Pablo Cuarón Galindo, titular de la Secretaría de Educación y Cultura del Gobierno del Estado, la responsabilidad ha sido más del corazón que de la razón.

Esto se advierte, por las declaraciones que vertió recientemente el secretario Cuarón, respecto del paro magisterial que se presentó en las principales ciudades del Estado y que causara que miles de niños en toda la entidad, hayan quedado sin clases, porque los maestros, cansados de esperar, salieron a las calles para exigir el pago de sus salarios, que en muchos de los casos alcanzaban los 11 meses de adeudo, sin recibir dinero alguno.

Dijo Cuarón, que a partir de ese día, se iban a coordinar con la Secretaria de Finanzas, también del gobierno del Estado, para que ya no se presenten estos retrasos y que los pagos se puedan realizar completos y sin demora.

Resulta increíble pensar que con casi dos años al frente de Gobierno, los secretarios apenas estén pensando en ponerse de acuerdo entre ellos para poder funcionar de mejor manera, particularmente en un renglón tan importante como es la educación……

Seguramente para el propio Secretario Cuarón, las circunstancias no han sido nada sencillas, ya que además de tener esta gran responsabilidad, tiene que estar al frente de sus empresas en la fronteriza Ciudad Juárez y hay que entender que no puede estar en dos lugares al mismo tiempo, por lo que llega muy temprano los martes a su oficina aquí en Chihuahua y se regresa los jueves por la tarde a Ciudad Juárez, donde tienen sede sus negocios.

La pregunta aquí es si maneja los recursos públicos como los hace con los propios, seguramente que la Secretaría de Educación tendrá un superávit, una gran cantidad de recursos como ahorro para poder invertirlos en otros rubros también educativos, o como lo hacen sus homólogos, particularmente en el caso del Doctor Ernesto Ávila de la secretaría de salud, quien reparte bonos de productividad entre sus más allegados.

El criterio empresarial de Cuarón, es hacer más con menos, es explotar a los trabajadores y escatimarles sus derechos al máximo, pretextando que no se habían puesto de acuerdo entre los integrantes del gabinete, para presentarse ante el Gobernador Javier Corral, como el secretario que menos dinero gastó, el que más exprimió a los maestros y el que les arrebató los derechos que tenían, aunque vaya de por medio el demérito de la calidad de la educación pública que se imparte en el Estado.

El problema es que su formación es netamente empresarial y no de servidor público; resulta contradictorio para Cuarón, el resolver problemas de educación, con más y mejores espacios educativos, fomentar el desarrollo profesional de los maestros y hacerles entrega de los recursos que les corresponde, sin recibir nada a cambio; el trabajar sin ganar, simplemente le resulta una incongruencia.

No se ha entendido del todo, que los recursos al estar etiquetados deben de gastarse en tiempo y forma para evitar sub ejercicios.

En Educación, como en Salud, Desarrollo Social, Desarrollo Rural, Fiscalía, Desarrollo Económico, como en prácticamente todo el organigrama Estatal, los recursos entregados no se gastaron y lo peor es que las consecuencias que se presentarán, concretamente en lo que se refiere a los recursos federales, es que se regresarán y en el siguiente ejercicio presupuestal ya no se reflejarán; es decir, para qué pides más recursos si no eres capaz de gastarlos, mejor te entrego lo que eres capaz de gastarte y nada más.

Como consecuencia lógica, los maestros salen a las calles, los médicos, enfermeras y todo el esquema laboral de salud, también salen a las calles exigiendo contar con lo necesario para poder realizar su labor en condiciones de dignidad y respeto para los pacientes y alumnos; mejorar las condiciones en las que operan, pero sobre todo, en el caso de los médicos, el que se les surta de medicamentos, porque hoy, solo se diagnostica a las personas sobre los males que presentan, pero nada más.

Esto está pasando en los hospitales de todo el Estado, pero particularmente para los trabajadores de Gobierno, a los que se les descuenta quincenalmente una parte sustanciosa de sus ingresos, pero que al momento en que requieren de la atención médica, les pasa exactamente igual que a la población no derechohabiente; es decir se les atiende, se les diagnostica el padecimiento que presentan, se les extiende su respectiva receta, pero no se les otorga el medicamento que requieren, ni tampoco se les canaliza hacia algún laboratorio o centro de especialidades aun requiriéndolo, porque simplemente, se les dice que no hay medicinas, ni tampoco dinero para comprarlos.

En contraste, el Gobernador Javier Corral anuncia con bombo y platillo, la creación de un canal de televisión, uno de radio y fortalecimiento del manejo de redes por parte de la oficina de comunicación social del gobierno del Estado.

Para este rubro, se presupuesta alrededor de 100 millones de pesos.

Como comunicador, considero que podría ser hasta poco este gasto, cuando se tenga mucho que informar, cuando represente el incorporar zonas de gran marginalidad social y verdaderamente la comunicación cumpla su objetivo de unir y apoyar.

Desgraciadamente, en este tiempo que Javier Corral lleva al frente del gobierno del Estado, su comunicación social se ha basado en solo culto a la personalidad y cobertura informativa de los eventos políticos que buscan fortalecer su imagen a nivel nacional e internacional, dejando siempre en segundo término la gran responsabilidad de gobernar para todos; ojalá y lo que le reste de su administración, pueda entender que su gobierno puede reencauzar su función social y de esta manera cumplir con lo que se esperaba de su persona.

Por otro lado, en el marco del primer aniversario del asesinato de Miroslava Breach, la comunidad periodística del país, se sumó a las exigencias para que la investigación se continúe y finalmente se puedan dar con todos los responsables del artero crimen.

Como en su costumbre, el gobernador Javier Corral desde las redes sociales, criticó la pretensión de la PGR por atraer las investigaciones del crimen de Miroslava, afirmando que le resulta sospechoso, el que ahora se interesen por investigar, cuando tuvieron mucho tiempo para hacerlo, sin resultados.

Lo que no dijo, es la inevitable acción de llamar a cuentas a sus correligionarios de partido, quienes tuvieron mucho que ver con el asesinato de la periodista; prácticamente con la entrega de los audios a los integrantes del crimen organizado de la sierra, sobre la postura de Miroslava de no ceder ante ninguna amenaza, ni tampoco ante la pretensión de algún tipo de chantaje.

El profesionalismo en el desempeño de la investigación del crimen, por parte de la Fiscalía de Chihuahua, que tanto ha presumido Javier Corral, no ha tocado ni con el pétalo de una rosa a quienes prácticamente la pusieron en charola de plata a los mafiosos, por lo que se espera que ahora si, la PGR pueda ser más exhaustiva con las investigaciones

El periódico la Jornada, aseguró que Javier Corral, dijo ante los parientes de Miroslava, en una entrevista privada, que la muerte de la periodista se había dado porque le había pisado los callos al Diablo; expresión que si bien jamás se la habíamos escuchado, no es descartable, porque el hablar con este lenguaje, es una de las especialidades del Gobernador de Chihuahua.

Ojalá y Javier Corral pueda entrar en razón y darse cuenta que camina por un rumbo equivocado, porque como gobernador, la verdad no tiene remedio....

Acerca del Autor:
  • Ernesto Avíles
  • Missing