Facebook Twitter Rss

Contar con alimentos de diversos colores en el plato garantiza una diversidad de nutrientes

Una buena alimentación debe incluir el consumo de todos los nutrientes que requiere el cuerpo para su adecuado funcionamiento.





17 de Octubre de 2017 a las 11:21 hrs -- Tania Cortés
Images_118868_thumb_39

Si queremos tener una alimentación adecuada es un requisito fundamental que esta sea balanceada. En cada una de las comidas debe existir una diversidad de alimentos que aporten los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Según el portal ‘Alimentación Sana’, una dieta balanceada debe incluir todos los grupos de nutrientes en las siguientes proporciones: 6 porciones diarias de hidratos de carbono complejos, 5 porciones de frutas o verduras; 2 porciones de leche o yogurt, 2 porciones de proteínas, y de 15 a 25 gramos de grasas y aceites.

La nutricionista Jenny García, de Nutrición a Domicilio SANNA División Ambulatoria, destaca como primer consejo para una dieta balanceada beber suficiente líquido para que el cuerpo funcione correctamente y así evitar la deshidratación.

“El agua es un alimento indispensable y su consumo debe ser seguro, es decir, apta para el consumo humano”. En situaciones de emergencia podemos optar por agua embotellada y bebidas rehidratantes.

No olvidemos consumir proteínas de origen animal ya que su carencia produce una deficiencia de vitamina B12 y hierro. Una buena idea es reducir el consumo de carnes rojas y preferir las carnes blancas (pollo, pavo) y el pescado para disminuir el riesgo de cáncer, infarto y otras enfermedades cardiovasculares. Las carnes se pueden preparar a la plancha o al vapor para evitar las frituras, las calorías. Del mismo modo, a fin de preservar las propiedades de las verduras y hortalizas, hay que prepararlas al vapor, a la plancha, al horno o con un wok.

Es buena idea contar con alimentos de diversos colores en el plato para garantizar una diversidad de nutrientes. Y, para tener un buen nivel de hierro, no olvides consumir huevos, legumbres y verduras de hoja verde.

Tampoco pueden faltar los frutos secos como las almendras, que tienen grasa, proteínas, fibra, además de magnesio, hierro y vitaminas del complejo B. Pueden ser el snack perfecto a media mañana o por las tardes, aunque no hay que excederse en su consumo, especialmente en personas que están en régimen para bajar de peso.

No olvides incluir frutas y verduras ricas en vitamina C porque refuerza el sistema inmunológico, retarda el envejecimiento celular y ayuda en la reparación de tejidos, colágenos, tendones y ligamentos.

Por último, ten en cuenta que las legumbres, ya sean garbanzos, lentejas o frijoles, son consideradas una fuente ideal de proteínas. Son ideales para quienes no desean consumir o pretenden reducir la ingesta de carnes rojas y son altamente recomendadas para el control de enfermedades como la diabetes o males cardíacos.











(RPP)