Facebook Twitter Rss

Estudio revela que los perros sí entienden palabras

Queríamos obtener datos de los propios perros, no solo los informes de los propietarios





17 de Octubre de 2018 a las 10:50 hrs -- Ariana Rodriguez
Images_141646_thumb_perro-1539743858

Científicos de la Universidad de Emory, realizaron un estudio que reveló que los perros tienen al menos una representación neuronal rudimentaria del significado de las palabras que les han enseñado, diferenciando las palabras que han escuchado antes de las que no.

Para este estudio se utilizaron imágenes cerebrales para probar cómo nuestros compañeros caninos procesan las palabras que les han enseñado a asociar con objetos.

“Muchos dueños de perros piensan que sus perros saben lo que significan algunas palabras, pero realmente no hay mucha evidencia científica que lo respalde", dice Ashley Prichard, candidata a doctorado en el Departamento de Psicología de Emory y primera autora del estudio, publicado en Frontiers in Neuroscience. "Queríamos obtener datos de los propios perros, no solo los informes de los propietarios".

“Sabemos que los perros tienen la capacidad de procesar al menos algunos aspectos del lenguaje humano, ya que pueden aprender a seguir órdenes verbales", agrega el neurocientífico de Emory Gregory Berns, autor principal del estudio. "La investigación previa, sin embargo, sugiere que los perros pueden confiar en muchas otras señales para seguir un comando verbal, como la mirada, los gestos e incluso las expresiones emocionales de sus dueños".

Los investigadores de Emory se centraron en las preguntas que rodean los mecanismos cerebrales que utilizan los perros para diferenciar entre palabras, o incluso qué constituye una palabra para un perro.

Berns es el fundador de Dog Project, que investiga cuestiones evolutivas sobre el mejor amigo del hombre. El proyecto fue el primero en adiestrar a los perros para que se metieran voluntariamente en un escáner funcional de imágenes de resonancia magnética (IRMf) y permanecieran inmóviles durante el escaneo, sin restricción ni sedación.

Los estudios realizados por Dog Project han mejorado la comprensión de la respuesta neuronal de los perros a la recompensa esperada, han identificado áreas especializadas en el cerebro del perro para procesar rostros, han demostrado respuestas olfativas a los olores humanos y de perros, y han vinculado la función prefrontal al control inhibitorio.



(Enfoque Noticias)