Facebook Twitter Rss

Destruyen más de 43 toneladas de piratería en Guanajuato

El funcionario federal explicó que esta es una labor que conjuntamente hacen en el marco de un protocolo que tienen entre la PGR y el SAE





08 de Noviembre de 2018 a las 15:51 hrs -- Ariana Rodriguez
Images_143910_thumb_destruyen-mercancia-apocrifa

Alrededor de 43 toneladas de material apócrifo y 780 máquinas tragamonedas, decomisados en los estados de Aguascalientes, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas y Guanajuato fue destruido en las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en Guanajuato capital, informó el delegado, Alfredo Montes Mejía.

En el evento el Director Ejecutivo de Coordinación Regional Este del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Omar Yaffar Rivaldi señaló que “aproximadamente en este año entre la PGR y el SAE, a nivel nacional hemos destruido un millón 738 mil bienes, de los cuales en la región Bajío, se han destruido aproximadamente 200 mil bienes y hoy se destruirán 98 mil 735 bienes”.

El funcionario federal explicó que esta es una labor que conjuntamente hacen en el marco de un protocolo que tienen entre la PGR y el SAE, para sacar el mercado este tipo de productos y destruirlos.

En su momento el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, destacó que solo con la unión de esfuerzos entre los tres niveles de gobierno y la sociedad es posible combatir el delito, hoy más que nunca tienen que actuar unidos para ser más fuertes.

“Entendemos y compartimos la exigencia ciudadana de mayor seguridad; esa es una prioridad para las autoridades de los 3 niveles de gobierno. En Guanajuato, no estamos cruzados de brazos, estamos actuando y queremos seguir avanzando en esta coordinación de los 3 niveles de gobierno para dar mejores resultados”.

Más adelante indicó que por eso se ha propuesta cambiar algunas leyes del orden estatal y pidió a los legisladores federales a que hagan lo propio, para impulsar leyes que permitan a los elementos actuar de mejor manera en su lucha contra el crimen.

Al término de los discursos, alumnos de secundaria tocaron un timbre como señal de arranque para que una máquina retroexcavadora comenzara la destrucción de las máquinas tragamonedas y una aplanadora se lanzara contra una montaña de productos apócrifos, mientras que una cuadrilla de trabajadores destrozaban otros productos como ropa y calzado, perfumes, discos y cigarros, entre otros productos de procedencia ilícita.

(Milenio)