Facebook Twitter Rss

Neobancos representan competencia fuerte para los tradicionales, dice Felaban

Los neobancos pueden catalogarse como entidades que ofrecen servicios de intermediación bancaria bajo un modelo de negocio completamente digital.





18 de Julio de 2019 a las 16:47 hrs -- Centinela Digital
Images_164261_thumb_se-realizan-solo-con-acercar_0_16_600_373

La Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) advirtió sobre la operación de los neobancos, por representar una creciente competencia para los servicios bancarios tradicionales.

Aunque no hay una definición formal de este tipo de entidades, mencionó que los neobancos pueden catalogarse como entidades que ofrecen servicios de intermediación bancaria bajo un modelo de negocio completamente digital. En Latinoamérica los más conocidos son el unicornio brasileño Nubank y Nequi, perteneciente a Bancolombia.

“Este nuevo tipo de entidad bancaria representa el punto de quiebre entre el modelo tradicional de prestación de servicios y la creación de nuevas personerías jurídicas (sociedades o asociaciones) que encaren nuevos retos para la prestación de servicios financieros”, manifestó en un documento.

La entidad señaló que si bien su presencia no es aún significativa, las características que tienen permiten advertir que estás tendrán un rol más relevante en los próximos años.

La federación que aglutina a diversas asociaciones de bancos de países de la región, reconoció que este modelo bancario tiene beneficios por el momento como ofrecer productos financieros sin costos de mantenimiento, así como el uso de la tecnología para acelerar su funcionalidad.

Además, la vinculación y apertura de productos se realiza completamente en línea y sin necesidad de papeles; así como la identificación de segmentos de población no atendidos o subatendidos por la banca formal sin la necesidad de operar a través de sucursales físicas.

Sin embargo, la Felaban advirtió que hay inquietudes sobre la operación de los neobancos; entre ellas, destacó el hecho de que al no ser entidades bancarias formales, no cuentan con seguros de depósito ni tienen supervisión formal, lo que genera inquietudes frente a la seguridad de los recursos y a la protección de datos personales.

En tanto, de cara al usuario, plantea la poca diversidad en la oferta de servicios y en la falta de canales presenciales, que siguen siendo importantes para algunos clientes.

“Debido a la naturaleza de sus operaciones, la escalabilidad de su modelo de negocio, su crecimiento repentino y sostenido, y su creciente incidencia en la estabilidad financiera, se esperaría que dichas entidades sean sujetas a la inspección, vigilancia y control del supervisor financiero de los países en los cuales operan”.

Felaban confía en que, al igual que está ocurriendo con las empresas de tecnología financiera (fintech), los neobancos podrían asociarse con la banca tradicional, “con lo que generen un efecto multiplicador positivo sobre la competencia en el sector”.


(Milenio)