Facebook Twitter Rss

Con búnker, Museo de Louvre protegerá de las inundaciones 250 mil piezas de arte

El Centro de Conservación de Liévin albergará obras de arte francés, tesoros del Louvre y bienes culturales de Siria e Irak.





16 de Octubre de 2019 a las 13:57 hrs -- Claudia Olivas
Images_169280_thumb_obras-bunker-museo-louvre-twitter_0_2_958_596

El gigantesco depósito de arte del Louvre en Liévin, en el norte de Francia, parece un trampolín de esquí desde el aire, pero el interior es más bien un túnel bastante largo cuyo coste oficial es de 66 millones de dólares, el precio que cuesta almacenar 250 mil obras de arte de forma segura.

Liévin se halla a unos 200 kilómetros de París y cuenta con unos 30 mil habitantes. Su ubicación no parece fruto de la casualidad: está solo a 600 metros de Lens, la ciudad donde el Museo del Louvre abrió su sucursal "Louvre Lens" en diciembre de 2012.

Protección de tesoros

De este modo, Francia confía al Louvre algunos tesoros que en París estaban en peligro y que estarán seguros en Liévin, dijo el director del emblemático museo parisino, Jean-Luc Martinez, durante la inauguración del nuevo Centro de Conservación.

El experto de 55 años hizo referencia a las frecuentes inundaciones del río Sena, que amenazaron en los últimos años las colecciones almacenadas en el Louvre y en otros lugares de París y de sus alrededores.

En 2016, el museo se vio obligado a cerrar durante cuatro días para trasladar las obras de arte desde los almacenes subterráneos a las plantas primera y segunda.

Martínez recordó que alrededor de 35 mil obras fueron puestas a salvo en tan solo 48 horas. Como consecuencia del cierre, el museo perdió 120 mil visitantes y unos ingresos de alrededor de 1.5 millones de euros.

La estructura de un almacén de obras de arte

La arquitectura del búnker de 18.500 metros cuadrados fue realizada por los renombrados arquitectos británicos Roger Stirk Harbour and Partners, diseñadores del edificio Leadenhall de Londres, que se alza en forma de cuña a 200 metros de altura y cuenta con 22 ascensores panorámicos y unos 70.000 metros cuadrados de fachada de cristal.

Siguiendo su estilo, el búnker del Louvre también incorpora mucho hormigón y cristal. El edificio combina sencillez y elegancia. Su fachada Este casi desaparece sobre el terreno, mientras que en la Oeste se alza con grandes ventanales a metros de altura.

En lo que respecta al equipamiento interior, no se trata solo de un lugar para almacenar, sino que también cuenta con alrededor de 1.700 metros cuadrados dedicados a la investigación y a la restauración de obras de arte.

Un traslado de arte sin precedentes

El traslado de las 250 mil obras de arte previstas se completará en el año 2024, un proyecto enorme según Martínez, quien destaca que se trata de una mudanza sin precedentes en la historia del Louvre y quizás en la de todos los museos del mundo.

La última vez que el Louvre realizó un traslado de obras de arte rememora un oscuro capítulo de la historia, cuando durante la Segunda Guerra Mundial el museo parisino puso a salvo cientos de obras maestras, entre ellas la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci, para evitar que cayeran en manos de los nazis.

De los 66 millones de dólares que costó el almacén, 34.5 millones fueron aportados directamente por el Louvre, mientras que la Unión Europea contribuyó con 18 millones. El resto fue repartido entre la región y el área de Lens-Liévin.

Está previsto que las primeras obras sean trasladadas a Liévin a finales de octubre. Entre ellas se encuentran principalmente las que se verían directamente amenazadas por nuevas inundaciones.

Mientras tanto, las 250 mil obras de arte que acogerá el Centro de Conservación de Liévin se almacenaron en más de 60 lugares diferentes, tanto dentro como fuera de París.

En el nuevo almacén de arte del Louvre también tendrán cabida bienes culturales de Siria e Irak que fueron recuperados a terroristas del Ejército Islámico. En total, el Louvre posee alrededor de 620 mil obras.

(Milenio)