Facebook Twitter Rss

Indagan a mafia irlandesa por los 39 cadáveres hallados en camión de Londres

La policía de Essex, donde se encontró el camión, investiga a bandas de Irlanda del Norte dedicadas al tráfico de personas.





25 de Octubre de 2019 a las 08:47 hrs -- Claudia Olivas
Images_169667_thumb_reino-unido-policia-hallo-cadaveres_55_0_737_459

La policía británica empezó a indagar posibles vínculos de las mafias con la muerte de los 39 chinos hallados el miércoles en un camión frigorífico en un polígono industrial inglés.

Según medios locales, la policía de Essex, donde se encontró el camión —en el polígono Waterglade Industrial Park, de la localidad de Grays— investiga la posibilidad de que una de esas bandas criminales realice sus actividades en Irlanda del Norte traficando con personas.

Los agentes del cuerpo policial de Essex (este del país) prosiguieron con el interrogatorio del único sospechoso hasta la fecha por la muerte de 31 hombres y ocho mujeres: un varón de 25 años, oriundo de Portadown (Irlanda del Norte), que condujo el vehículo y al que los medios identifican como Mo Robinson.

Representantes de la embajada de China ya se desplazaron al lugar de los hechos para seguir más de cerca las investigaciones.

“Cada una de las 39 personas debe ser sometida a un proceso completo de autopsia para establecer la causa de muerte, antes de intentar identificar a cada individuo”, explicó la policía en un comunicado.

Añadieron que se registraron tres propiedades en Armagh, Irlanda del Norte, entre ellas el domicilio del conductor en Markethill y su vivienda familiar en Laurelvale.

Desde entonces se puso en marcha una investigación para aclarar las circunstancias de estas muertes, que ya provocaron llamamientos al gobierno para que se refuerce la lucha contra las redes de migración clandestina, que usan métodos muy arriesgados e inseguros para evadir los controles.

Las investigaciones apuntan que el camión llegó a territorio inglés el miércoles por la madrugada a la localidad de Purfleet, a orillas del río Támesis, en un transbordador procedente de la localidad belga de Zeebrugge, donde ya se realiza una pesquisa paralela.

La cabina del camión procede de Irlanda del Norte y recogió el contenedor en Purfleet.

Bulgaria, por su parte, indicó que el tráiler está registrado en ese país a nombre de una compañía perteneciente a un norirlandés.

Según la Agencia Nacional de lucha contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés), el número de migrantes que entran clandestinamente al Reino Unido en contenedores y camiones ha aumentado desde hace algunos años.

En informes recientes, la NCA lamentaba la “utilización creciente de métodos para hacer entrar clandestinos cada vez más arriesgados”, principalmente desde el puerto de Calais (Francia), desde Zeebruges o por el túnel de La Mancha.

(Milenio)