Facebook Twitter Rss

Irán refuerza programa nuclear; EU aumenta presencia militar en Oriente

El acuerdo internacional de 2015 limitaba a Irán a utilizar solo 5 mil 60 centrifugadoras IR-1 de primera generación para enriquecer uranio haciendo girar a gran velocidad el gas hexafluoruro de uranio.





04 de Noviembre de 2019 a las 10:00 hrs -- Claudia Olivas
Images_170067_thumb_manifestantes-iranies-corean-lemas-prenden_0_21_640_398

Irán multiplicó por dos el número de centrifugadoras avanzadas que utiliza y Teherán describió la decisión como un resultado directo de la retirada estadunidense del acuerdo ordenada por el presidente, Donald Trump.

El anuncio, que incluyó también una mención a un prototipo de centrifugadora que funciona 50 veces más rápido que las permitidas dentro del acuerdo, coincidió con el 40 aniversario de la toma de la embajada estadunidense en 1979, y con el inicio de una crisis de rehenes de 444 días.

Al emplear estos dispositivos avanzados, Irán reduce aún más el plazo de un año que, según los expertos, necesitaría Teherán para tener material suficiente para construir una bomba nuclear, si quisiera hacerlo.

El derrumbe del acuerdo nuclear coincidió con un tenso verano de ataques misteriosos contra petroleros e instalaciones petrolíferas saudíes, que Washington atribuyó a Irak. Teherán negó las acusaciones, aunque sí detuvo a varios petroleros y derribó un dron de vigilancia estadunidense.

La república islámica pasó de producir diariamente unos 450 gramos de uranio de bajo enriquecimiento a 5 kilogramos, informó Ali Akbar Salehi, director de la Organización Iraní de Energía Atómica.

El acuerdo internacional limitaba a Irán a utilizar solo 5.060 centrifugadoras IR-1 de primera generación para enriquecer uranio haciendo girar a gran velocidad el gas hexafluoruro de uranio.

Salehi anunció que sus científicos trabajan en un prototipo que al que llamó IR-9, que sería unas 50 veces más rápido que las IR-1.

Irán insiste desde hace años en que su programa nuclear tiene fines pacíficos, aunque las preocupaciones de Occidente sobre su investigación llevaron al acuerdo de 2015, en el que Teherán limitaba su enriquecimiento de uranio a cambio del levantamiento de sanciones económicas.

Irán ya superó sus limitaciones de enriquecimiento y reservas, en un intento de presionar a Europa para que ofrezca un nuevo acuerdo, pero más de un año después de la retirada de Estados Unidos, las naciones europeas no han logrado ofrecer a Irán una forma de vender en el extranjero su petróleo, castigado por estrictas sanciones estadunidenses.

Mientras tanto, un grupo de manifestantes se reunió ante la antigua embajada estadounidense en el centro de Teherán, mientras la televisora estatal mostraba imágenes de actos en otras ciudades para conmemorar el aniversario.

“Gracias a Dios, hoy las semillas de la revolución se han convertido en un fructífero y enorme árbol que cubre con su sombra todo (Oriente Medio)”, dijo el general Abdolrahim Mousavi, comandante del Ejército iraní.

Los actos de recuerdo llegan este año en medio de protestas generalizadas en Irak y Líbano, dos aliados regionales de Irán. El consulado iraní en Karbala, Irak, una ciudad sagrada para los chiíes, sufrió un ataque durante la noche.

Tres manifestantes murieron en el asalto y 19 resultaron heridos, al igual que siete policías, según las autoridades.

Estados Unidos aumentó su presencia militar en todo Oriente Medio, lo que ha incluido desplegar tropas en Arabia Saudí por primera vez desde los atentados del 11 de septiembre de 2001.

(Milenio)