Facebook Twitter Rss

PRI exige que se "despeje toda duda" sobre elección de Rosario Piedra

El grupo parlamentario del PRI en el Senado pidió no caer en descalificaciones que puedan entorpecer una investigación justa en la elección de Rosario Piedra Ibarra como titular de la CNDH.





08 de Noviembre de 2019 a las 15:03 hrs -- Claudia Olivas
Images_170367_thumb_rosario-piedra-ibarra-titular-cndh_0_33_958_596

El grupo parlamentario del PRI pidió al Senado garantizar que sus actos sean absolutamente legales y “se despeje toda duda” sobre la elección de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El jueves, el PAN denunció que durante la elección del titular de la CNDH emitieron su voto 116 senadores y no 114, como contabilizó la Mesa Directiva, por lo que los 76 sufragios a favor de Rosario Piedra Ibarra no alcanzarían las dos terceras partes requeridas por la ley. Sin embargo, Mónica Fernández, presidenta del Senado, afirmó que fue válida y legal la votación y aclaró que la elección no se repetirá.

Al respecto, Jorge Carlos Ramírez Marín, a nombre del grupo parlamentario del PRI, pidió el esclarecimiento de estos hechos “y que no caigamos en descalificaciones que puedan entorpecer una investigación justa que dé lugar a una explicación creíble y que despeje toda duda”.

“No coincidimos con la señora Rosario Piedra Ibarra porque con pleno respeto a su trayectoria como activista pro derechos humanos y en particular contra la desaparición de personas, tampoco es posible desligarse, como está probado, de su participación militante en el partido que hoy encabeza el gobierno".

“No es un secreto. Esta fue desde el inicio la postura del PRI. Reunir los votos suficientes para que la designación recayera en ella, era sin duda una tarea de la fracción mayoritaria que estaba en todo derecho de intentarlo. Por las mismas condiciones de la elección de este perfil era necesario garantizar la absoluta transparencia del procedimiento”, destacó.

Explicó que éste “no es sólo el acto de elegir a tal o cual persona lo que está en entredicho hoy. Es el prestigio y la capacidad del Senado de realizar sus funciones constitucionales con estricto apego a la ley. Sin adelantar juicios vamos a exigir ante la Mesa Directiva responsable de estos procedimientos que se esclarezcan los hechos hasta no admitir ninguna duda”.

Por ello, dijo que en su bancada “actuaremos con serenidad, pero con firmeza pediremos que el Senado garantice que sus actos sean absolutamente legales. Pediremos participar en el esclarecimiento de estos hechos y que no caigamos en descalificaciones que puedan entorpecer una investigación justa que dé lugar a una explicación".

Confió en que como en otras ocasiones “podamos ponernos encima de cualquier interés que no sea preservar el respeto que la sociedad debe tener por sus instituciones, en este caso dos de las más importantes: la CNDH y el Senado”.

(Milenio)