Facebook Twitter Rss

Así es el avión presidencial que regresa a México para su subasta

El avión presidencial cuenta con asientos de piel, lujosos baños, dos cocinas e incluso un despacho; regresará a México para ser subastado





14 de Enero de 2020 a las 11:26 hrs -- Claudia Olivas
Images_173368_thumb_2286658

El avión presidencial regresará a México para ser subastado luego de que no logrará ser vendido en Estados Unidos, en donde permaneció poco más de un año tras salir del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México el 3 de diciembre de 2018, hacia el Aeropuerto de Logística, en San Bernardino, California.

Esta mañana, en conferencia de prensa matutina, Jorge Mendoza, director general de Banobras, dio a conocer que el avión presidencial 'José María Morelos' regresará a México y será exhibido junto a aeronaves que serán subastadas.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció que el mantenimiento de la aeronave y su resguardo han costado cerca de 30 millones de pesos, mientras que su costo actual es de 130 millones de dólares.

Como parte del proceso de venta del avión, la administración federal explorará tres opciones que son: intentar llegar a un acuerdo de venta con un comprador único; la venta en copropiedad (que dos o más personas puedan asociarse y adquirirlo), y rentar el avión.

El avión presidencial 'José María Morelos', fue adquirido durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón por 218 millones de dólares, y fue utilizado por la administración de Enrique Peña Nieto por un gasto promedio anual de 17 millones de pesos en vuelos nacionales.

De acuerdo con colaboradores de presidente Andrés Manuel López Obrador, el Boeing 787-8 cuenta con capacidad máxima de 80 pasajeros; señalaron que, durante la administración de Enrique Peña Nieto voló una distancia superior a los 600 mil kilómetros.

La última vez que la aeronave fue usada por el presidente, ocurrió el pasado 30 de noviembre de 2018, cuando el mandatario federal, Enrique Peña Nieto, realizó un viaje exprés para participar en la cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina.

De acuerdo con el presidente López Obrador, las ganancias de la posible venta del avión y otras aeronaves se destinarán al “desarrollo social”.

(Excélsior)