Facebook Twitter Rss

Buscan liberarse de farmacéuticas; terminarán subrogaciones: López Obrador

El gobierno reveló que los servicios de las farmacias de los institutos de salud están en manos de empresas privadas





25 de Enero de 2020 a las 09:45 hrs -- Claudia Olivas
Images_173779_thumb_2293560

La Secretaría de Salud estará pendiente de que los hospitales, como el Infantil de México, tengan suministro constante de medicamentos contra el cáncer, y eliminar la dependencia de empresas privadas, aseguró Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

El funcionario afirmó que, con la entrega del medicamento requerido por parte del gobierno federal el miércoles pasado, se subsanó el desabasto en el que se había incurrido por la falta de cumplimiento de la empresa proveedora.

Usaron de manera inmediata estos medicamentos en las quimioterapias que estaban agendadas. Se está dando la atención y nos dieron acuse de recibo que lo están usando, y esto permitió al Hospital Infantil de México reemplazar la deficiencia del servicio de proveeduría que tiene la empresa privada”, planteó el funcionario de salud.

Dijo que la crisis que se vivió con el desabasto de medicamento en hospitales de alta especialidad que atienden padecimientos como el cáncer expuso la dependencia de esas instituciones con farmacéuticas, lo que, en los hechos, se puede interpretar como una privatización del servicio de farmacia.

Hizo que las instituciones públicas se desentendieran de toda la trazabilidad y la administración de los medicamentos, porque el contrato precisamente implica eso, por eso se le llama integral, servicio integral; entonces, es una especie de privatización, en los hechos, de los servicios de salud, trasladaron esto a la compañía privada”, puntualizó López-Gatell.


Institutos nacionales de salud y demás hospitales tienen este modelo de contrato de farmacia integral, están atados a estos contratos, de tal suerte que las compañías, y suelen ser pocas, tienen la producción, la central de mezclas y la distribución de medicamentos; además, operan la farmacia que se encuentra físicamente dentro de estos hospitales públicos”, refirió.

López-Gatell acusó que ese es un modelo que estimuló el Seguro Popular, “hizo que las instituciones públicas se desentendieran de toda la trazabilidad y administración de los medicamentos porque precisamente implica eso, se le llama servicio integral, es una especie de privatización, en los hechos. Los servicios de salud los trasladaron a la compañía privada”.

El funcionario de la Secretaría de Salud indicó que, ante esta especie de privatización, las instituciones de salud no tienen la capacidad de documentar e informar cuánto medicamento usan y lo que se les entrega, incluso, si coincide fielmente o no con lo que se establece en los contratos.

Sobre este tema, el presidente López Obrador aseguró que seguirán las investigaciones respecto a la empresa que tiene el contrato de los medicamentos oncológicos.

El titular del Ejecutivo federal señaló que se continuará con la puesta en marcha del nuevo Sistema Nacional de Salud, por lo que las subrogaciones que se daban para abasto de medicamentos ya no se entregarán.

No podemos transferir la responsabilidad que tiene el Estado en materia de salud a particulares, eso fue parte de la política neoliberal. Nosotros sostenemos que el Estado no puede incumplir su responsabilidad social. Para que quede claro, hay un cambio completo”, afirmó.

(Excélsior)