Facebook Twitter Rss

Trump no hizo "nada malo", dice abogado en Senado de EU por juicio político

La defensa de la Casa Blanca afirmó que los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso contra el presidente carecen de justificación.





25 de Enero de 2020 a las 12:32 hrs -- Claudia Olivas
Images_173796_thumb_presidente-unidos-donald-trump-enfrenta_0_22_958_595

Los abogados del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, iniciaron este sábado sus argumentos de defensa en el juicio político contra el mandatario en el Senado, donde afirmaron que no ha hecho nada malo.

"Verán que el presidente no ha hecho absolutamente nada malo", dijo Pat Cipollone, abogado de la Casa Blanca ante los 100 miembros del Senado, que deberá decidir si destituye al mandatario estadunidense.

Cipollone fue el primero en hacer uso de la palabra en una breve sesión legislativa organizada un fin de semana y a unos 300 días de la elección presidencial de noviembre, a la que Trump se postula a la reelección. El alegato de la defensa se retomará el lunes.

Afirmó que los cargos contra el mandatario de abuso de poder y obstrucción al Congreso presentados por acusadores demócratas de la Cámara de Representantes, donde la oposición ostenta mayoría, carecen de justificación.

La parte acusadora concluyó la noche del viernes la presentación de sus argumentos con un pedido de destitución contra el mandatario debido a sus presiones a Ucrania para obtener un rédito político personal.

"No creemos que hayan estado cerca de cumplir con su objetivo para lo que les piden que hagan. De hecho, creemos que cuando escuchen los hechos encontrarán que el presidente no hizo absolutamente nada malo", insistió.

El abogado de la Casa Blanca acusó a los demócratas de pedir al Senado que "anule los resultados de las últimas elecciones" presidenciales de 2016, que dieron el triunfo a Trump.

"Lo piden (la destitución) sin ninguna prueba. Les están pidiendo que rompan todas las papeletas depositadas en este país por iniciativa propia. Quitarle esa decisión al pueblo estadunidense.

"Están aquí para perpetrar la mayor interferencia de una elección en la historia. No podemos aceptar esto", agregó. Por lo que prometió llevar a cabo la segunda parte de este juicio "de manera eficiente y rápida" para que todos los estadunidenses puedan acudir a la instancia electoral del 3 de noviembre.

Para destituir al presidente, se requiere una mayoría de dos tercios, 67 votos.Se trata del tercer presidente en la historia de Estados Unidos en ser sometido a un proceso de destitución, después de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1999.

(Excélsior)