Facebook Twitter Rss

‘No hay crecimiento, pero sí desarrollo y bienestar’

López Obrador desestima la contracción del PIB reportada por el INEGI; asegura que es posible tener otros parámetros para medir el desarrollo económico





30 de Enero de 2020 a las 12:51 hrs -- Claudia Olivas
Images_173943_thumb_2296758

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que es posible tener parámetros para medir el desarrollo económico distintos al Producto Interno Bruto (PIB) o a las estimaciones de crecimiento que genera el Instituto Nacional de Geografía (INEGI).

Ese instituto dio a conocer la lectura definitiva del PIB de 2019, quedando en un decremento de 0.1 por ciento respecto a 2018.

También se determinó que el último trimestre de 2019, pese a que tradicionalmente la economía tiene un repunte por las compras de fin de año, hubo un crecimiento 0.0 y se tuvo decremento en los sectores económicos primario y secundario.

“No es fácil después de 36 años de modelo económico, que fracasó, medir de otra forma, tomar más en cuenta el bienestar, tomar más en cuenta el desarrollo”, estableció el titular Ejecutivo.

López Obrador reconoció que a él le interesa más medir parámetros como el bienestar, el acceso de la gente de menores recursos a satisfactores básicos, que medir el crecimiento de la macroeconomía.

“Ya se esperaba, pero están cambiando los parámetros para medir si tenemos bienestar en México, en nuestra sociedad y como tengo otros datos puedo decirles que hay bienestar, puede ser que no se tenga crecimiento, pero hay desarrollo y hay bienestar, que es distinto”, consideró López Obrador.

Insistió en que durante el periodo neoliberal a indicadores como el PIB se les dio demasiada importancia, sin embargo, reflejaban el crecimiento económico, pero no la desigual distribución de la riqueza.

“Y a mí no me importan mucho, porque, repito, crecer puede significar que haya más dinero en unas cuantas manos, en el periodo neoliberal ni siquiera hubo crecimiento, pero lo que creció se acumuló en unas cuantas manos”, sentenció López Obrador.

Pese a los datos dados a conocer por el INEGI, el presidente insistió en que la gente pobre tiene disponibles recursos para comer mejor.

(Excélsior)