Facebook Twitter Rss

Intentan incendiar albergue con perros, borregos… y encargados

El albergue Manada San se localiza en Tlalmanalco; Alberto Sánchez dice que han sido varias veces que han tratado de incendiar el lugar





10 de Febrero de 2020 a las 09:38 hrs -- Claudia Olivas
Images_174223_thumb_2303251

Por sexta ocasión en menos de cinco años, intentaron quemar el refugio para animales Manada San, ubicado en el municipio de Tlalmanalco, en donde hay por lo menos 300 animales entre perros, borregos y cerdos.

Diego Macías, supervisor del albergue, explicó que como a las 24:00 horas escuchó un ruido que provenía de la parte trasera del albergue y enseguida vio que salía humo del lugar.

Escuché algo allá atrás, no sé si eran personas… pero cuando voltee, las llamas se expandieron muy rápido, lo primero que vi fue un árbol en llamas y ya después cuando fui corriendo para atrás nada más escuche un coche y personas caminando”.

Recuerda que en cuestión de minutos el fuego se extendió, por lo que empezaron a sacar los animales que se encontraban más cerca del fuego.

Debido a que el terreno es de una hectárea, las llamas no alcanzaron el lugar donde se encontraban la mayoría de los animales, aunque quedó a seis metros.

El incendio comenzó en esa parte y siguió recorriendo… hacia acá son como 80 metros, 80 metros que recorrió el fuego y estuvo como a cinco metros o seis metros de llegar a la primera jaula de los perros”, explicó Alberto Sánchez, subdirector de Manada San.

Recordó que él y su esposa llegaron a Tlalmanalco con 80 perros que han rescatado en diferentes municipios por ser víctimas de maltrato y crearon el albergue que ha ido creciendo por lo que ya cuenta con 300 animales y se mantiene con recursos propios y donativos. Explicó que a este lugar llegan todo tipo de animales.

Aquí han llegado perritos desde perros que los dejan sin comer que los dejan sin tomar agua perros que los dejan abandonados en casa, perros que los lastiman diariamente, perros que los han quemado, perros que los han balaceado que los han macheteado”.

Un caso de ellos es Tomasa, una perrita que estaba amarrada en una puerta en una casa en Acolman y cuando se escapó, los dueños la recuperaron y le cortaron su patita

Sin embargo, al parecer algunas personas no están de acuerdo con el refugió por lo que presuntamente le prendieron fuego

Siempre hay gente que no le gusta esto de la protección y nos ven como bichos raros entonces pues todo eso puede venir de muchos lados que creo que fue intencionado, si fue intencionado, que creo que sí lo hicieron a propósito, si lo hicieron a propósito”, apuntó Alberto Sánchez.

Recordó que en los últimos cinco años han tratado de meterse personas ajenas, le han intentado prender fuego y aunque han denunciado los hechos asegura que ninguna autoridad les ha hecho caso

Ahora solo piden se lleve a cabo una investigación y se les dé protección para poder seguir con su labor de rescatar animales.

(Excélsior)