Facebook Twitter Rss

Sacan UNAM e IPN a internistas de los hospitales; no hay medidas de seguridad, dicen

Denuncian que en muchos casos los estudiantes estaban realizando acciones que no les correspondían





07 de Abril de 2020 a las 09:20 hrs -- Claudia Olivas
Images_175664_thumb_2338145

En un hecho inédito, la Facultad de Medicina de la UNAM retiró a sus mil 500 residentes de 76 hospitales públicos debido a la inexistente garantías de seguridad personal de los alumnos y la carencia de entrenamiento para atender casos de COVID-19.

Asimismo, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) informó a la Comunidad Politécnica que como medida de protección y seguridad para sus alumnos, a partir del día de ayer y hasta nuevo aviso retira a sus estudiantes de medicina del internado rotatorio de pregrado y a sus estudiantes de Enfermería que realizan el servicio social en el Sector Salud.

Este Instituto buscará otras alternativas de apoyo a dicho sector con la participación de nuestros estudiantes y profesores, que contribuyan en la atención de esta emergencia sanitaria.

La Facultad de Medicina de la UNAM denunció que en muchos casos los internos estaban realizando acciones que no les corresponden, sin contar además con la protección y capacitación adecuada.

Derivado de ello, determinó que desde ayer lunes y por lo menos hasta el próximo 30 de abril, cuando se volverá a valorar la situación, fueran separados de las sedes clínicas.

De acuerdo con información proporcionada a Excélsior por autoridades de la Facultad de Medicina, los directivos de hospitales estaban mandando a los internos a atender el COVID-19 sin tener la formación necesaria, sin equipo de protección.

Detallaron que incluso los internos se estaban protegiendo con bolsas de plástico para la atención de COVID-19, por lo que la Facultad tomó la decisión de sacarlos de los hospitales.

En un oficio dirigido a directores, jefes de enseñanza y profesores de sedes y subsedes clínicas de internado médico, la facultad señaló que la situación se viene repitiendo en diferentes clínicas a pesar de la buena voluntad de las autoridades educativas de los hospitales “y que responde a diversas situaciones generales y particulares, entre otras, que no cuentan con equipo de protección suficiente para los internos”.

“Una vez que los internos de pregrado cuenten con la capacitación específica de COVID-19 y que se tengan las condiciones de seguridad y protección se valorará su reincorporación al internado de pregrado en las instituciones de salud”, indicó la institución.

Refirió que desde el pasado 17 de marzo no podrán estar en los servicios de urgencia.

(Excélsior)