Facebook Twitter Rss

'Rusia es invencible': Putin al conmemorar victoria sobre nazis

En clara alusión a la pandemia de coronavirus, el presidente de Rusia destaca que su país es invencible, con motivo del aniversario de la victoria soviética sobre la Alemania nazi





09 de Mayo de 2020 a las 10:06 hrs -- Claudia Olivas
Images_176435_thumb_2356872

Vladimir Putin celebró hoy una Rusia "invencible" con motivo del aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, una conmemoración este año sin fastos ni público, debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

El 9 de mayo, con su habitual y grandioso desfile militar, suele simbolizar la ofensiva del presidente ruso para restaurar la imagen internacional de superpotencia de su país.

Esta vez, bajo un fina lluvia, y tras haber depositado rosas ante la llama del soldado desconocido, al pie del Kremlin, Putin saludó en un discurso breve y sobrio este día "sagrado" y la memoria de los veteranos, sin citar la pandemia que avanza en Rusia.

A buena distancia de él, un grupo de soldados daba un aspecto solemne a la modesta ceremonia.

Sabemos y creemos firmemente que somos invencibles cuando estamos unidos", dijo el mandatario, en su discurso retransmitido por televisión, en el 75º aniversario de la derrota de la Alemania nazi, un día muy señalado para los rusos.

Luego, al dirigirse a los militares desde el interior del Kremlin, Putin prometió que "todos los planes de desarrollo del ejército y de la flota serán efectuados", y dispondrán del "material más moderno, pese a la crisis económica causada por el nuevo coronavirus".

La epidemia obligó al país a renunciar a la gran marcha militar prevista este sábado ante numerosos dirigentes extranjeros.

Solo la parte aérea del desfile fue mantenida con decenas de aviones caza, de reconocimiento y con helicópteros sobrevolando Moscú. Sobre la Plaza Roja, una escuadrilla dibujó la bandera rusa en el cielo.

CELEBRACIÓN 'APROPIADA'
Putin prometió que el país celebrará en el futuro "de manera apropiada" la victoria frente al nazismo.

El presidente quiso rendir homenaje a los cerca de 27 millones de muertos soviéticos en la Segunda Guerra Mundial y a los veteranos de guerra.

Desde hace años, Putin pone en el centro de su discurso de poder y prestigio el rol de la URSS en la derrota nazi, abriendo un debate de memoria con los países occidentales, a los que Moscú acusa de minimizar el papel soviético en la victoria.

Salvaron la patria, la vida de generaciones posteriores, liberaron Europa y protegieron el mundo", destacó Putin de los combatientes de su país.

Nuestros veteranos de guerra combatieron por la vida y contra la muerte, su solidaridad y su determinación serán siempre un modelo para nosotros", dijo.


Nos inclinamos ante el recuerdo de aquellos que no regresaron de la guerra", agregó, antes de guardar un minuto de silencio.

Para reemplazar al desfile del "régimen inmortal" que suele congregar a centenares de miles de personas en las calles con retratos de veteranos, los rusos han sido invitados a salir el sábado por la noche a los balcones con fotos de sus familiares que combatieron y a cantar una célebre canción rusa.

Putin está confinado desde hace semanas en su residencia a las afueras de Moscú. Rusia se acerca a los 200 mil casos confirmados de coronavirus y ha registrado mil 827 fallecimientos, según los datos oficiales divulgados este sábado.

Debido a la pandemia, el presidente ruso debió postergar sine die otro acontecimiento que le era esencial: el referéndum constitucional que le abriría las puertas a una posible permanencia en el poder hasta 2036.

'PSICOSIS'
En cambio, sí hubo desfile militar este sábado en otra antigua república soviética, Bielorrusia, cuyo presidente Alexander Lukashenko tacha de "psicosis" la crisis sanitaria mundial.

El desfile se celebró en la capital Minsk, ante un muchedumbre de espectadores, y en él participaron 4 mil soldados y decenas de vehículos militares.

Las autoridades locales hicieron caso omiso a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que había instado a renunciar a este desfile para no "poner en peligro vidas humanas".

(Excélsior)