Facebook Twitter Rss

Seré guardián de las elecciones: Presidente; vigilará que no haya fraudes electorales

Advierte que para los comicios de 2021 estará pendiente de que se respete la libertad de los ciudadanos de elegir a sus autoridades y reiteró sus críticas contra el INE por haberse “hecho de la vista gorda” ante irregularidades en los procesos





23 de Junio de 2020 a las 07:55 hrs -- Claudia Olivas
Images_177370_thumb_2385971

A un año de que se realicen las elecciones federales intermedias, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que se dedicará a vigilar que no haya fraudes electorales y si los hay, sentenció que la gente irá a prisión.

“No me meto, en su momento cada quien lo decide y ya veremos, pero nosotros no nos vamos a meter. Es muy importante el que sí quede claro que vamos a estar pendientes para que no haya fraude electoral. Me voy a convertir en guardián para que se respete la libertad de los ciudadanos a elegir libremente a sus autoridades”, manifestó.

Durante la conferencia matutina que ofreció en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal aseguró que no invadirá las funciones del órgano encargado de los comicios, el Instituto Nacional Electoral (INE).

Sin embargo, una vez más, se expresó de forma negativa del árbitro electoral al acusarlo de ser un organismo autónomo que “cuesta mucho a los mexicanos” y que siempre “se ha hecho de la vista gorda” ante los fraudes electorales.

Por ello, López Obrador advirtió que pronto dará un informe a nivel nacional de lo costoso que resulta una institución como ésta a la ciudadanía, con el propósito de ajustar las estructuras y que no haya complicidades.

“Ya sé que existe el INE, no me voy a involucrar en eso, nada más que estoy obligado a denunciar si hay intentos de fraude, como cualquier ciudadano. Y recuerdo que una de las reformas a la Constitución que se llevó a cabo fue la de convertir el fraude electoral en delito grave; es decir, el que se le acuse de fraude electoral por estar comprando votos, por estar condicionando el voto, por estar utilizando dinero del presupuesto para favorecer a partidos, a candidatos, el que se falsifique actas, el que embarace urnas, el que cometa fraude, no tiene derecho a fianza, va a ir a la cárcel sin derecho a fianza”, aseveró.

El Presidente dijo que su amenaza contra quienes quieren hacer trampa en las elecciones va en serio, porque la democracia es respetar la decisión de la ciudadanía.

“Entonces, se acaban los fraudes electorales. Y esto no es injerencia en el INE, en el Trife (el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación). No, es sólo decir: ¿cómo le vas a entregar registro a quien no cumplió con los requisitos de lo legal?, ¿nada más porque te lo pidieron desde arriba, como sucedía antes?, ¿cómo no te vas a dar cuenta que ya rebasaron los topes de campaña?, ¿y no vas a decir nada y te haces de la vista gorda?”, enfatizó.

Al exponer que es necesario hacer respetar el voto ciudadano, recordó el caso de Odebrecht y el financiamiento ilegal de campañas electorales, por lo que insistió que es necesario “desterrar” el fraude electoral de México.

“Miren lo que sucedió en el caso de Odebrecht, cómo se da dinero para las campañas y ni siquiera tienen la honestidad los directivos electorales de presentar su renuncia. Vamos a suponer que ellos no sabían, pero cuando se enteran lo honesto es: ‘Renuncio’. Pero no, ahí se quedan”, reprochó el titular del Ejecutivo federal.

“Entonces, nada que ver con lo partidista, sólo que se garantice a los ciudadanos el voto libre y secreto, y que desterremos, entre todos, el fraude electoral, nunca más un fraude electoral, nunca más una imposición en México”, enfatizó.

El presidente López Obrador recordó que en los comicios presidenciales anteriores él mismo padeció el fraude electoral en México.

Argumentó que por la antidemocracia México sufrió un estancamiento que no debe repetirse.

El primer mandatario del país enfatizó que quien se encuentra en el gobierno debe trabajar para hacer bien las cosas, porque reconoció que, de lo contrario su partido puede perder las elecciones, por lo que es positiva la competencia.

“Nosotros padecimos mucho por el fraude electoral y el país se estancó y retrocedió por la antidemocracia. Porque la democracia es competencia, la democracia son contrapesos, cuando hay democracia nadie se siente absoluto, en ningún nivel de la escala y el que está en el gobierno tiene que esmerarse a hacer bien las cosas porque si no, en la elección futura pierde su partido. Entonces, por eso es buena la democracia, es competencia”, expresó.

Los datos

Las elecciones intermedias de 2021 se celebrarán el domingo 6 de junio.
Se elegirán tres mil 528 representantes populares en todo el país, incluyendo la renovación de los 500 integrantes de la Cámara de Diputados.
Se renovarán las gubernaturas de 15 estados.
En 30 entidades se renovarán los Congresos locales.
Se renovarán las alcaldías de 30 entidades.
El INE prevé el registro aproximado de 96 millones de electores para los comicios federales.

(Excélsior)