Facebook Twitter Rss

Presidente pide ir a fondo en caso Emilio “L”; asegura que no intervendrá

López Obrador dice que se debe castigar incluso a expresidentes si están vinculados a casos de corrupción





18 de Julio de 2020 a las 10:44 hrs -- Claudia Olivas
Images_177885_thumb_2401814

Ya con el exdirector de Pemex Emilio “L”, en México se debe ir a fondo en las investigaciones de corrupción del anterior régimen, incluso contra expresidentes si se les comprueba alguna responsabilidad, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El titular del Ejecutivo federal estableció que el proceso en contra del exdirectivo de Pemex es facultad de la Fiscalía General y, por tanto, él no interrumpirá, pero tampoco promoverá acciones legales en contra o en defensa de Emilio “L”.

Ya lo dije, no soy absoluto, pero tampoco soy tapadera de nadie, si el pueblo dice que se juzgue a los expresidentes, que se les juzgue, si la autoridad competente, en este caso la Fiscalía abre una investigación en contra del expresidente Calderón y del expresidente Peña, adelante”, expuso López Obrador.

El Presidente insistió en que su postura personal es que no se actúe legalmente en contra de expresidentes, porque provocaría un debate que dividiría al país; sin embargo, reconoció que el caso está en manos de la Fiscalía.

Si el pueblo lo decide y también la autoridad competente, que se deben seguir juicios a expresidentes, pero yo estoy dando a conocer una postura política, lo que considero conviene al país”, especificó el titular del Ejecutivo.

Sobre el caso del extitular de Pemex, López Obrador recordó que la empresa Odebrecht, involucrada en casos de corrupción y sobornos, incluyeron a Pemex en el periodo en que era dirigida por Emilio “L” y el presidente era Enrique Peña Nieto.



¿DÓNDE ESTÁ EL EXDIRECTOR DE PEMEX?


El estado de salud, traslado y paradero del extraditado Emilio “L” generó confusión incluso en la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien, junto con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que había ingresado al Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

A partir de las 7:00 horas de ayer, en el momento que iniciaba la conferencia mañanera en Manzanillo, Colima, la FGR informó que el exdirector de Petróleos Mexicanos había sido traslado a un hospital, por problemas de salud.



PRESENTA PROBLEMAS DE SALUD


El perito médico de la FGR, por su parte, realizó la revisión física y médica correspondiente del extraditado y encontró anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud, por lo que propuso su internación en un hospital”, indicó el organismo en su comunicado.



TRASLADO ANZUELO


A partir de las 20:00 horas del jueves, representantes de medios de comunicación se comenzaron a concentrarse en el exterior del hangar de la FGR, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en espera de la llegada del extraditado desde España.

Un convoy de cinco camionetas Suburban de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), del organismo autónomo, entró por la puerta 1 del hangar, a las 21:22 horas y la espera continuó.

El avión Bombardier Challenger 605 aterrizó en las pistas del AICM a las 00:46 horas del viernes, y carreteó hasta la plataforma del hangar, con lo que concluyó un vuelo de más de 13 horas, con una escala en Gander, Canadá.

En el hangar no se esperaba la llegada de ningún otro extraditado de relevancia, o el traslado de algún personaje importante del crimen organizado, que ameritara un traslado con cinco camionetas Suburban, además, al Reclusorio Norte, en donde radican los jueces de las causas penales en contra de Lozoya Austin, por lavado de dinero, asociación delictuosa y ejercicio indebido del servicio público.

A las 3:58 horas la puerta 1 de hangar de la FGR se abrió para la salida del convoy de vehículos oficiales, escoltados por dos motocicletas y tomaron la ruta hacia el penal ubicado en la alcaldía Gustavo A. Madero, en donde los vehículos ingresaron a las 4:50 horas.

En uno de los vehículos, viajaba un hombre con gorra y cubrebocas, lo que cubría su rostro, con chaleco antibalas, y quien se agachaba ante la insistencia de fotógrafos y camarógrafos por captar su imagen.

Emilio “L” llegó a la Ciudad de México a las 00:46 horas de este día, aplicándosele de inmediato el protocolo correspondiente en el que el Ministerio Público Federal le leyó sus derechos y le informó que le estaban ejecutando las órdenes de aprehensión por los casos Agronitrogenados y Odebrecht, y que desde ese momento quedaba detenido”, indicó la FGR.

Tras explicar las malas condiciones de salud, y la autorización de la familia del extraditado para trasladarlo a un hospital, el organismo autónomo indicó que se realizó su traslado al nosocomio en donde permanecerá en calidad de detenido, “bajo estricta vigilancia policiaca”, y que los jueces de sus causas penales fueron notificados.



CONFUSIÓN


Pasadas las 7:35 horas, cuando ya se desarrollaba la conferencia mañanera, después de la reunión del gabinete de seguridad, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el secretario Durazo aseguraron que Emilio “L” había ingresado al Reclusorio Norte.

No tengo reporte sobre el estado de salud, no tengo esa información, sé que ya está en el reclusorio de la Ciudad de México y que van a iniciar las diligencias judiciales al mediodía de hoy.


Esto me lo informó el responsable de la oficina de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, que está convocado para participar en el inicio de este proceso”, explicó el jefe del Ejecutivo, a los 39 minutos de iniciada la conferencia.

En la conferencia se le preguntó al Presidente si contaban con la información que dio a conocer la FGR, sobre el traslado de Lozoya al hospital, por lo que se acercó el secretario de Seguridad, Durazo, quien el presidente incluso le preguntó, antes de que tomara la palabra: “¿usted es el que tiene que ver con los reclusorios?” y el funcionario contestó afirmativamente.

Bueno, este es el reclusorio de la Ciudad de México, el Reclusorio Norte, efectivamente fue ingresado en este penal pero fue trasladado inmediatamente después a un hospital privado (al Hospital Ángeles del Pedregal), por algunos síntomas y algunas molestias que presentó.


Estoy tratando en este momento, mientras hablo con ustedes, de localizar el reporte, perdón, ¿ya lo tienes ahí?, sí”, y se dirigió a Jesús Ramírez, el coordinador de Comunicación Social del gobierno de México, con el comunicado de la FGR; habían pasado 53 minutos de la conferencia.

Entonces ya el titular de la SSPC comenzó al leer el documento, en donde destacó los párrafos del estado de salud y su traslado a un hospital privado.

Sobre la posibilidad de que, entonces, quedaba cancelada la audiencia de que ya había hablado el Presidente, citando a Nieto Castillo, Durazo ya no quiso especular.

Esta es una decisión que corresponde a la FGR, consecuentemente cualquier comentario de mi parte no sería sino una mera especulación, a la que no me voy a atrever en este momento”, dijo Durazo.

En la conferencia estuvieron presentes, además del gobernador de Colima, José Ignacio Peralta; los secretarios de Marina-Armada de México, almirante José Rafael Ojeda Durán, y de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval González.

Al mediodía la especulación era sobre el paradero de “L”, a quien fuentes de la FGR ubicaban en el Hospital Ángeles del Pedregal; sin embargo, también se mencionó que estaba en el Hospital Central Militar, y voceros de la Sedena indicaron que no contaban con esa información.

(Excélsior)