Facebook Twitter Rss

Liliana Mata estudió ingeniería química y ahora lidera dos plantas eléctricas de Iberdrola

A sus 26 años, es una de las líderes en el equipo de Operaciones de las Centrales de Ciclo Combinado Noroeste y El Carmen de Iberdrola México





11 de Agosto de 2020 a las 11:38 hrs -- Claudia Olivas
Images_178337_thumb_2418381

En una sociedad en donde cada vez hay más equidad de género, Liliana Mata es un orgullo al representar a las mujeres que son ingenieras en México.

Liliana tiene 26 años, estudió ingeniería química y es originaria de Saltillo, Coahuila. Es una de las jefas de turno del equipo de Operación de las Centrales de Ciclo Combinado Noreste y El Carmen de Iberdrola México.

Ambas plantas eléctricas fueron inauguradas en 2019 y en conjunto tienen una capacidad instalada de 1,727 MW. Iberdrola México opera 24 centrales -ciclos combinados, cogeneraciones, parques eólicos y fotovoltaicos- ubicadas en 13 estados, la mayoría de ellas para suministrar energía a la industria mexicana.

1-A grandes rasgos, ¿cómo es un día normal en tu trabajo y cómo es tu rutina?

Un jefe de turno tiene la responsabilidad de que exista lo necesario para que una central pueda suministrar energía eléctrica correctamente.

En El Carmen y Noreste, mi equipo y yo tenemos que inspeccionar las seis turbinas, controlar presupuestos, llevar bitácoras, controlar los niveles de insumos como hidrógeno y nitrógeno, ofertar energía al cliente, informar si algún equipo no está funcionando correctamente para darle mantenimiento, tramitar permisos y licencias con el CENACE, el órgano que tiene el control de toda la energía que se consume en México.

En fin, mi trabajo es operar eficientemente la central y asegurarme de que todo esté funcionando correctamente para que nuestros clientes puedan recibir energía confiable.

El primer año de operación de las centrales, 2019, fue todo un reto para el equipo porque todo fue nuevo. El haber tenido esa experiencia nos permite, en este segundo año, ser más organizados, revisar tendencias y programar mejor los procesos.

Tengo a cinco personas a mi cargo y somos en total nueve mujeres en el equipo de Operación.



2. Qué estudiaste y dónde? ¿Cómo supiste que querías estudiar una ingeniería?



Estudié la carrera de ingeniería química en la Universidad Autónoma de Coahuila. Siempre había preferido materias como matemáticas, física y álgebra. Por eso me decidí. Mis papás, además, siempre me apoyaron y alentaron a estudiar una ingeniería.

He escuchado que otras compañeras han comentado que no tuvieron un apoyo así, que las ingenierías son para hombres, que no iban a poder, pero ese no fue mi caso.

3. ¿Cómo sientes que Iberdrola apoya a las mujeres en el sector?



Siento que Iberdrola procura la equidad de género desde el momento en que recluta al personal para nuevos proyectos y no hace distinción en si el puesto debe ser ocupado por un hombre o una mujer. Me consta que eso se decide con base en la capacidad profesional que tiene la persona y no en su género.

La empresa busca garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la no discriminación y el respeto a la diversidad.

El ambiente entre compañeros, además, es muy respetuoso. Nos gusta competir, solucionar problemas, ser innovadores, entonces no hay tiempo para nada más. Si uno demuestra que sabe, la otra persona respeta sin importar tu género.



4. ¿Cuáles han sido los retos más grandes a los que te has enfrentado profesionalmente? ¿Has enfrentado retos por ser mujer o por ser joven?



Mi primer reto fue graduarme y enfrentar el miedo de encontrar trabajo al terminar la carrera. Un día publicaron en la universidad una lista de vacantes para ser becario en Iberdrola. Mandé mi currículum y quedé como becaria de operación en la planta de Cogeneración Ramos (en Ramos Arizpe, Coahuila). Éramos tres becarios, dos hombres y yo, y siempre sentí el apoyo de mi jefe: él hacía preguntas y yo sabía responder y con trabajo demostrábamos nuestras habilidades.

Conocí cómo se genera la luz, yo creo que no mucha gente se pregunta cómo se genera la luz. Yo no tenía idea. Entrar a Iberdrola fue muy enriquecedor. Aprendí que muchas de las plantas convencionales en México ya tienen muchos años, son de carbón y contaminan, algunas son obsoletas. En cambio, las plantas de Iberdrola están adaptadas a los rangos medioambientales que la norma pide y las tecnologías que usa son mucho más avanzadas.

Yo pensé que las materias que cursé en mi carrera jamás las iba a aplicar en la vida real, pero trabajando aquí sí.

Después, cuando estaban en construcción las centrales de Noreste y El Carmen, se abrió un programa de capacitación en el que entraron 83 personas y solo seis mujeres nos quedamos en el equipo para trabajar aquí.

A veces me entraban dudas. Siempre había querido ser jefa de turno y sabía que todos los candidatos para el puesto eran hombres y probablemente mayores que yo. Tenía miedo al principio, pero le eché ganas, alcé la mano y quedé como una de las jefas de turno. Soy joven y soy mujer, pero siempre he tenido en mente lograr mis objetivos.





5. ¿Qué metas profesionales tienes?



Quiero seguir capacitándome y hacer una maestría en eficiencia energética. Como ingeniera, tienes muchas oportunidades para desarrollarte profesionalmente en Iberdrola porque puedes explorar distintos ramos, como el de la electricidad, el vapor, las energías renovables, tecnología eficiente, etc.

Me gustaría avanzar mi carrera en la empresa porque tiene muy buenas capacitaciones y prestaciones.

Además, creo que la electricidad es un sector en el que debería de haber bastante interés e inversión. La energía es una necesidad básica y, si los jóvenes nos involucramos más con el tema y aprendemos más sobre ella y todo lo que hay detrás para poder prender un foco en casa, podemos llegar a ser más conscientes y a verdaderamente ayudar al planeta.

6. ¿Qué mensaje le darías a otras mujeres jóvenes que tienen interés por estudiar y trabajar en la ingeniería?



Les diría que se animen, si les llama la atención, a entrar en el mundo de la ingeniería, que no tengan miedo. Sé que todavía se escuchan comentarios que dicen que las ingenierías no son para mujeres, pero yo creo que vamos a poder subir ese escaloncito muy pronto y que no habrá distinción. Si hay oportunidades, hay que tomarlas y demostrar que se tiene capacidad de lograr lo que se propongan.



Equidad de género en Iberdrola México



Iberdrola México está enfocada en generar valor para sus colaboradores, sus clientes, sus proveedores y las comunidades en donde opera.



La compañía tiene un conjunto de políticas que buscan garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, la no discriminación y el respeto a la diversidad no solo entre sus colaboradores, sino que lo trasladan a sus distintos grupos de interés.



Existen iniciativas como el foro ‘Mujeres con Energía’, un espacio para dialogar sobre los retos y oportunidades en materia de equidad de género desde el punto de vista de mujeres y hombres de la organización, y conocer las mejores prácticas de otras empresas y asociaciones en materia de igualdad e inclusión.

Otra iniciativa es Impulso STEM, un programa en el sur-sureste del país que busca incentivar que los jóvenes y, en especial las mujeres, estudien carreras de ciencias, tecnologías, ingenierías y matemáticas.

(Excélsior)