Facebook Twitter Rss

Mano dura contra tianguistas por operativo Covid-19

Concentran tianguis al menos mil vendedores y más de mil 500 clientes





26 de Octubre de 2020 a las 08:47 hrs -- Claudia Olivas
Images_179728_thumb_bronca_en_tianguis_de_la_industrias__(30)

Más de 6 mil vendedores informales de los tianguis más grandes de la ciudad fueron retirados ayer domingo por autoridades estatales y municipales, luego de iniciarse los operativos de contingencia sanitaria en el semáforo rojo desde el pasado viernes.

Ayer las células Covid arribaron a los seis principales lugares de la ciudad, donde se establecen estos negocios ambulantes cada domingo, para no permitir la apertura, “nos cerraron de fregazo, pero jamás nos avisaron y de pasada ni una autoridad ha llegado a dialogar y cuando menos ofrecernos una ayuda”, externaron molestos los comerciantes.

Ya el pasado viernes las autoridades estatales y municipales en conjunto habían tomado acciones con mano dura para lograr cerrar todos los negocios no esenciales del Centro de la ciudad, El Pasito y aledaños, así como los principales corredores comerciales de toda la ciudad para hacer cumplir el ordenamiento de autoridades de Salud y de Gobernación estatal, cuyo titular Joel Gallegos manifestó que no habrá tolerancia para nadie.

A temprana hora células Covid, integradas por personal de Gobernación estatal, Municipal, Policía Municipal, Fiscalía, Protección Civil y Cofepris, con más de 100 elementos, llegaron a los tianguis más grandes de la ciudad, donde recorrieron de sur a norte, iniciando por los enormes corredores de San Jorge, luego Vistas Cerro Grande, el de la avenida Equus de Jardines de Oriente, Villa Nueva, Tarahumara y finalizar en Riberas de Sacramento.

Cabe destacar que las acciones obligaron a las autoridades a acordonar y conminar a los comerciantes informales a retirar sus puestos, so pena de sanción, incluso de arrestos.

Según registros de la tesorería municipal, en cada zona de estas seis se instalan por lo menos unos mil vendedores de todo tipo de cosas y artículos, por lo que se estima que se retiró a más de 6 mil personas que atraen la atención de miles de habitantes al abrir sus vendimias.

El más notable y en el que se registró más resistencia por parte de los tianguistas, fue el que se instala sobre toda la avenida De las Industrias, conocido como el de la Tarahumara y donde se apuestan cada fin de semana más de 1,200 comerciantes que ofertan desde chácharas, herramientas, comida, ropa usada y nueva, calzado, cosméticos hasta curiosidades, que busca la gente a un precio más barato, por ser de segunda mano.

Desde el inicio del semáforo rojo anterior se habían asignado las disposiciones para cada categoría de comerciantes, pero sin duda fueron los tianguis los que siempre estuvieron fuera de control, pues pese a las recomendaciones eran éstos los que ignoraban las disposiciones de las autoridades.

A la llegada de las autoridades a la avenida De las Industrias desde temprana hora a colocar cintas amarillas, muchos de los tianguistas sin más se retiraron, pero otros buscaban a sus líderes para saber qué pasaría.

Alrededor de las 10:00 horas arribó al sitio el director de Seguridad Pública Municipal, Gilberto Loya, quien se puso a disposición de los vendedores explicándoles de inicio que estas acciones eran necesarias, puesto que los hospitales estaban ya sin cupo y que la misión era salvar vidas fuera como fuera.

A esta situación los líderes y algunos comerciantes manifestaron primero su descontento con el titular de la DSPM, argumentando que los funcionarios de Gobernación no les habían avisado sobre el cierre total; además ninguna autoridad ha ofrecido algún apoyo, ya sea en especie o monetario para ellos, pues tres semanas son vitales, ya que muchos ya habían gastado sus ahorros la ocasión pasada y dejar a sus familias tres fines de semana sin el sustento diario se les complicaba.

Con todo y argumentos de los inconformes, la postura de las autoridades era sólo una: impedir que los puestos se colocaran, ya que la orden estaba dada y había que hacerla cumplir.

Pese a estas oposiciones y algunas sanciones realizadas a algunos indisciplinados, se terminó ayer por la tarde este magno operativo, esta vez contra los negocios de tianguistas, disolviendo los seis más importantes de la ciudad y que cada fin de semana aglomeran a miles de chihuahuenses, mostrando así el gobierno acciones decisivas en cuanto al semáforo rojo y concientizar a la población de que los nosocomios están al tope y si alguien llega a enfermarse no habrá cupo para nadie, reiteraron las autoridades.

(El Heraldo de Chihuahua)