Facebook Twitter Rss

Protestan en el mar; aficionados navegan hacia Italia

Cerca de 300 seguidores del Croissant Sportif Chebbien partieron del puerto de Chebba como una forma de protesta contra las sanciones a su club





12 de Noviembre de 2020 a las 09:45 hrs -- Claudia Olivas
Images_180080_thumb_2477101

Unos 300 ciudadanos tunecinos de la ciudad costera de Chebba, que amenazaban desde hace varias semanas con emigrar hacia Italia para protestar por une sanción contra su club de futbol local, se hicieron a la mar en cinco barcos de pesca.

Enarbolando banderas de Túnez y del club Croissant Sportif Chebbien (CSC), sancionado por la Federación Tunecina de Futbol (FTF), partieron del puerto en pleno día, cantando himnos de futbol.

Bajo el control de los guardacostas, los cinco barcos se alejaron a 12 kilómetros, en aguas tunecinas.

"Frente al mutismo de las autoridades, algunos habitantes decidieron dejar el país y partieron hacia Italia", explicó Mohamed Ali Abbas, miembro de la coordinación de apoyo del CSC.

Esta coordinación fue creada por habitantes para organizar la operación de emigración de protesta, que parece tener pocas posibilidades de tener éxito.

El 17 de octubre, la FTF decidió prohibir al CSC competir en Ligue 1 en toda la temporada 2020-2021 ya que el dosier de inscripción del club estaba incompleto y depositado tras la fecha límite, según la versión oficial.

Desde hace varios meses, el dirigente del CSC, Taoufik Mkacher, está en conflicto abierto con el presidente de la FTF, Wadie Jary, sobre todo tras publicaciones Facebook criticando la falta de transparencia en la gestión de los fondos de la federación, y pidiendo una auditoría.

El conflicto tomó un relieve particular, en el momento en que Wadie Jary, que dirige la Federación Tunecina de Futbol (FTF) desde 2012, está en campaña para la presidencia de la Confederación Africana de Futbol (CAF).

Juzgando la sanción "injusta", los habitantes de Chebba manifestaron en octubre su enfado en las calles, con una huelga general, antes de decidir dejar el país en señal de protesta.

Una carpa blanca fue montada en el puerto para organizar la salida, a finales de octubre, y más de dos mil personas se inscribieron para este viaje que debía movilizar a más de 200 embarcaciones.

Esta salida colectiva fue aplazada varias veces, pero cuando se aproxima la reanudación de la Ligue 1 del Campeonato de Túnez, previsto el 22 de noviembre, los habitantes de Chebba decidieron continuar su protesta.

(Excélsior)