Facebook Twitter Rss

Exploran alternativas para comercializar la leche

Podrían surtir a las fábricas de queso, que requieren hasta un millón de litros de leche





16 de Enero de 2021 a las 10:05 hrs -- Claudia Olivas
Images_181668_thumb_whatsapp_image_2021-01-16_at_9.08.59_am

Para no depender sólo de las compras hechas por la paraestatal Liconsa, los pequeños productores de leche de la región centro sur buscan alternativas para comercializar el lácteo, entre las cuales se encuentra el suministro a las fábricas de queso establecidas en el estado y que requieren hasta un millón de litros.

Así lo dio a conocer Santos Anchondo, uno de los líderes del sector social de la lechería, quien refirió que el tema se abordó antier ante un grupo de treinta productores que se reunieron con René Almeida Grajeda, Secretario de Desarrollo Rural del gobierno estatal.

Dijo que surgió la propuesta por parte de Desarrollo Rural de reunir a los propietarios de la planta secadora ubicada en el municipio de Cuauhtémoc, y de algunas fábricas de queso que podrían adquirir de 600 mil a 1 millón de litros de leche.

Lo que se pretende es generar una vinculación entre los empresarios y pequeños productores de leche, a fin de que ambos grupos puedan beneficiarse. Por una parte, los industriales dejarían de adquirir lácteos de mala calidad provenientes del sur del país y por otra, los ganaderos tendrían una opción para vender su producto y que éste se quede en el estado.

“Me gustó mucho esa idea en Desarrollo Rural, todos la vieron con muy buenos ojos, lo deberíamos haber hecho porque decían que ganar, ganar, porque ganar- ganar son ustedes los de la industria”, expresó.

Santos Anchondo refirió que los empresarios desconocían algunos hechos, como el despoblamiento de los hatos lecheros en la región centro sur, que vino como un “efecto dominó” por el saqueo del agua de las presas.

Advirtió que los lecheros están entrando en una fase “muy crítica” debido a la escasez de pasturas, pero los fabricantes de queso tienen la intención de apoyar a los productores con la construcción de un centro de acopio de forrajes, los cuales se mezclarían con diferentes fibras para mejorar la alimentación de las vacas y abaratar los costos de producción.

Anchondo descartó que vaya a desaparecer el programa de Liconsa, del cual dijo tiene muchas bondades para los pequeños productores, pero estos temen que la paraestatal vuelva a retrasarse en los pagos semanales como ocurrió en diciembre del año pasado.

(El Heraldo de Chihuahua)