Facebook Twitter Rss

Chihuahua en riesgo de brote por apresurado semáforo amarillo

La vacuna no viene a salvarle la vida a la gente, viene a paliar un poco el problema, pero las medidas de seguridad deben persistir





21 de Enero de 2021 a las 09:04 hrs -- Claudia Olivas
Images_181788_thumb_vacunacio%cc%81n_para_nota_velvet

La transición al semáforo amarillo en Chihuahua fue una decisión precipitada, ya que tras las festividades del mes de diciembre existe el riesgo latente de un brote severo que de nueva cuenta llevaría al estado al semáforo rojo, afirmó el doctor Jesús Ramón Lozano Saucedo, secretario del Colegio de Médicos de Chihuahua, presidente del Colegio de Urgencias y director del Hospital Morelos del IMSS.

"La vacuna no viene a salvarle la vida a la gente, viene a paliar un poco el problema, pero las medidas de seguridad deben persistir, e incluye el distanciamiento social", afirmó en entrevista para El Heraldo de Chihuahua.

El especialista explicó que basta ver la experiencia de otros estados que avanzaron en el semáforo epidemiólogo precipitadamente, para dar paso a la recuperación financiera, y de nueva cuenta regresaron al color rojo.

"Así nos pasó en octubre, caímos de nuevo en un rojo del que parecía no íbamos a salir nunca", agregó.

"A mi criterio y que me disculpen todos… es una decisión anticipada, deberíamos permanecer en semáforo naranja, para vigilar los brotes, a mi criterio, y aún todo este mes deberíamos estar vigilando que no exista ningún brote, después si quieren pasar a amarillo”.

El entrevistado dijo que la situación por la que atraviesan los sistemas de salud es a nivel mundial, pues es muy difícil que un sistema de salud, por más preparado que esté, soporte el embate de toda la población, “porque está diseñado para atender un porcentaje de la población y aquí (con la pandemia) nos rebasa”.

Indicó: “Yo soy muy escéptico en los cambios del semáforo, creo que el cambio de semáforo debe estar basado en la capacidad que tiene nuestra ciudad y nuestro estado de responder a una pandemia de este tipo y considerar las actividades que realmente son esenciales”.

El médico explicó que resulta peligroso tomar una decisión sin tener en cuenta qué se tiene para afrontarla. En este sentido, refirió que en el IMSS existe una capacidad buena en todo el estado, “pero no es suficiente, porque el estado no ha tenido remodelaciones ni una inversión fuerte en salud, en el país la inversión al Sector Salud ha sido pobre y eso provoca un sistema débil”.

En el contexto de la pandemia, señaló que Chihuahua puede caer en lo que ocurrió en la Ciudad de México, “estuvo en amarillo y luego otra vez se fue hasta rojo, igual hubo un retroceso en Coahuila, Baja California y otros estados”.

Añadió que las medidas de seguridad que se ejercen en este momento deben persistir, desde la disminución de las salidas, uso de mascarilla y lavado de manos.

Recordó que en su momento, la peste negra cobró la vida de 200 millones de personas, “fue la primera vez en la historia en que se vio la necesidad del distanciamiento social”.

Añadió que con base en la experiencia, “no podemos arriesgarnos sólo por ver una disminución, así nos pasó en octubre y fue dramático después”.

Aclaró que en el IMSS ya se empezaron a abrir las consultas a la población abierta, aunque se han atendido especialidades de tipo emergente a lo largo de la pandemia.

“Hemos hecho cosas como dar atención en neurocirugía, algunos derechohabientes no tienen la necesidad de una urgencia, pero sí tienen que acudir por su medicamento periódicamente y esto es muy importante”.

Agregó que dicha situación también se debe tomar en cuenta, “porque sería preocupante que volviéramos a caer en semáforo rojo quién sabe cuántos meses provocando también un retraso en la atención”.

(Excélsior)