Facebook Twitter Rss

Si falla Chivas no es culpa mía: Vergara

Yo no juego, yo no dirijo, pero todos dicen que es culpa mía, dijo el empresario ante el mal paso del Rebaño.





19 de Agosto de 2013 a las 11:28 hrs -- Eduardo Cano
Images_19516_thumb_14

El dueño y presidente de las Chivas del Guadalajara, Jorge Vergara, se 'lavó las manos' ante la mala racha del equipo tapatío, que suma cuatro puntos en seis jornadas (tienen un duelo pendiente) y dijo que él no tiene nada que ver con el "fracaso".

"Yo no tengo nada que ver con el fracaso de Chivas", dijo en entrevista, la cual se vio interrumpida porque el empresario colgó el teléfono. "Yo no juego, yo no dirijo, pero todos dicen que es culpa mía".

"El que entrena no soy yo, el que juega no soy yo, el que contrato soy yo, pero el que tiene la responsabilidad de entrenar a un equipo es el estratega, si falla el equipo no es culpa mía y no me quiero quitar la responsabilidad de haberlo contratado pero es muy curioso porque si el equipo tiene éxito no tengo nada que ver y si no funciona yo soy el máximo responsable".

Vergara se quejó de la prensa mexicana, y dijo que no comprende porque "no están contentos ni con procesos largos ni cortos".

El empresario mexicano dijo que apostó 15 millones de dólares en refuerzos con los que no necesariamente estuvo de acuerdo, por lo que se siente frustrado ante el mal paso del Rebaño.

Evitó adelantar quién será el nuevo técnico de Chivas, aunque dijo que la decisión ya está tomada por Dennis Te Kloese, presidente deportivo, y se anunciará este mismo lunes a las 13:00 horas.

Sobre el traspaso de Marco Fabián a un equipo foráneo, Vergara tampoco quiso decir el nombre del club interesado, pero dejó claro que fue el jugador quien pidió salir de la institución, situación que Chivas entendió y puso de su parte para apoyarlo.

Lo cuestionaron sobre el dinero que ha invertido y por qué no compró otro tipo de refuerzos, como Oribe Peralta, a lo que Vergara respondió, con cierto enojo, que el 'Cepillo' jamás ha estado disponible y que no era un tema de dinero, sino de que Santos no lo quiere vender.





(El Universal)