Facebook Twitter Rss

El camino a seguir por el trofeo más codiciado en Qatar 2022

Hoy comienzan los octavos con la presencia de cinco campeones del mundo y algunas selecciones sorpresas.





03 de Diciembre de 2022 a las 09:45 hrs -- Jimena Jimenez
Images_200254_thumb_sin_t%c3%adtulo

La Copa del Mundo de Qatar se pone seria. Y no porque en la primera ronda no lo haya sido, sino que ahora vienen los juegos de matar o morir. Sí, ya a estas alturas no existen lo partidos para recuperarse o tomar ritmo. No, a partir de los octavos de final una mala tarde o una desafortunada jugada pueden terminar con años de trabajo. Y el llamado de atención es para aquellos equipos que se consideran favoritos.

En esta instancia esos goles de último minuto que sufrieron Brasil y Portugal, en la último jornada, pueden mandarlos a casa como ya sucedió con Alemania, Bélgica y Uruguay. Tampoco vale el exceso de confianza como el que padeció Francia con Túnez. A la Copa del Mundo llegaron siete de las ocho selecciones que han ganado la Copa del Mundo en la historia. Solo faltó Italia. Luego de disputarse la fase de grupos dos cayeron en esta ronda: Alemania y Uruguay.

De tal forma que solo quedan cinco en carrera para tratar de aumentar su palmarés: Brasil que busca la sexta estrella; Argentina y Francia que van por la tercera, así como Inglaterra y España que quieren una segunda corona. Sí, ellos están en el escalón de los rivales a vencer y parten como favoritos en estos octavos de final donde no se enfrentan directamente.

Sin embargo, hay otro grupo que quiere dar una sorpresa mayúscula. Si ya en las primeras tres jornadas Japón, Corea del Sur, Marruecos y Australia demostraron que tienen buen juego y mucho pundonor, por qué no soñar con alargar su estancia en tierras qatarís. La tarea no luce fácil, sobre todo para los últimos tres que tendrán que lidiar con Brasil, España y Argentina, respectivamente, pero de que puede haber una sorpresa, eso no se tiene que dar por descontado.

A favor del primer grupo juega la historia y la tradición; sí, esa misma que antaño parecía ser un gol de ventaja, pero ahora ya no pesa en los rivales, y en esta época donde el sistema suele ser más importante que la figura, las distancias -como dicta el lugar común- se han acortado. En un tercer pelotón están esas selecciones que ven el fuego cruzado entre favoritos y Cenicientas, a la espera de dar un zarpazo. Ahí aparecen Estados Unidos, Polonia, Senegal, Suiza y Croacia, todos a la espera de tomar la etiqueta del caballo negro. Sí, los croatas lo saben, pues hace cuatro años encarnaron esta distinción.

(Milenio)