Facebook Twitter Rss

Asamblea Constituyente avanza contra reloj

La ACCDMX ha aprobado artículos a favor de educación, salud, protección familiar y sexualidad para primera Constitución de la ciudad, su objetivo principal es su entrega en tiempo y forma para su publicación en el Diario Oficial de la Federación el próximo 31 de enero.





11 de Enero de 2017 a las 11:10 hrs -- Tania Cortés
Images_98106_thumb_24

Contra reloj la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México ha aprobado artículos a favor de la educación, salud, protección familiar y sexualidad para la primera Constitución de la ciudad, su objetivo principal es su entrega en tiempo y forma para su publicación en el Diario Oficial de la Federación el próximo 31 de enero.

Dentro del recinto de Xicoténcatl, los diputados del constituyente recientemente votaron a favor del uso medicinal de la marihuana dentro del artículo 14 de la próxima Carta Magna, pero su aplicación está sujeta a las posibles reformas hechas a la Ley General de Salud por el Congreso de la Unión.

Previo a éste, la constituyente aprobó el derecho a la eutanasia a través de la inclusión del derecho a una muerte digna .

También aprobó el artículo 13 llamado Ciudad Educadora y Conocimiento, que tiene como referente el derecho a la educación para disminuir la desigualdad social sin que importe su condición, étnica, y económica.

La libertad de expresión en el caso de los periodistas, se añadió al artículo 12, que estipula los derechos a desempeñarse de forma libre, manteniendo el secreto profesional y dignidad en el ejercicio de esta actividad.

El presidente de la mesa directiva del constituyente, Alejandro Encinas, ha dicho que el proyecto estará a tiempo; sin embargo en caso de que los diputados lo decidan podrán solicitar una prórroga.

Lo aprobado para los capitalinos

La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México tendrá hasta el próximo 31 de enero para entregar el proyecto.

Se ha aprobado el uso médico de la mariguana.

Se incluyó el derecho a la eutanasia como parte del derecho a una muerte digna.

La constitución mantendrá la libertad de expresión y, en el caso de los periodistas, el derecho de desempeñarse de forma libre, así como mantener el secreto profesional.

También una amplia protección familiar en su ámbito individual y derechos a la diversidad sexual y a una mejor educación.













(El Economista)