Facebook Twitter Rss

"Con reforma se criminaliza tener teléfono móvil"

Busca que los ciudadanos que entreguen registro de su voz, medidas de su rostro, iris, clave electoral, domicilio y fecha en la que se activó la línea: Rodolfo Leyva





17 de Abril de 2021 a las 12:58 hrs -- Claudia Olivas
Images_183416_thumb_selfie-465563_1920_(1)

Intrusiva, desproporcionada e incriminatoria la reforma en materia de telefonía móvil al pedir que se proporcione un conjunto de datos personales y biométricos para conformar un padrón de usuarios, indicó Rodolfo Leyva, consejero del Instituto Chihuahuense para la Transferencia y el Acceso a la Información Pública (ICHITAIP).

La reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, busca que los ciudadanos que entreguen el nombre, la nacionalidad, la clave electoral, el comprobante de domicilio, la fecha en la que se activó la línea, clave única de registro de población, también la huella digital, el iris, las características del rostro y voz.

“Se dispone, que las personas que se nieguen a dar esos datos, se les cancele el servicio de telefonía móvil que es necesario para todas las personas, para podernos comunicar, trabajar, comerciar, para poder aprender y estudiar. Esta medida, no es necesaria, es una medida desproporcionada, contraproducente, intrusiva y restrictiva”, dijo.

Leyva indicó que la reforma debe tomarse como una cuestión seria, debido a que como justificación se establece el propósito de prevenir supuestos delitos con los que se utilizan los teléfonos, como los secuestros y extorsiones y la trata de personas.

Ante dicha intención, indicó que la reforma resulta innecesaria, puesto que los delitos de secuestro, extorsión y trata de personas, pueden ser combatidos de muchas otras maneras. Refirió que si el problema es de naturaleza delictiva, las corporaciones de seguridad pública deben de concentren en los delincuentes, no en una población de usuarios de telefonía superior a los 85 millones.

Explicó que la reforma parte de la idea de que cuando se haga una extorsión o un secuestro, se va poder saber quién realizó la llamada, algo que señaló como absurdo. “Los delincuentes no van a registrar sus teléfonos, ni van proporcionar sus huelas digitales, las características de su rostro. Lo que van a hacer es robarle los teléfonos a la ciudadanía para realizar esos mismos delitos, van a duplicar las tarjetas”, dijo.

Indico que como todos los datos del ciudadano estarán en la base de datos, si la línea fue duplicada por un delincuente, el ciudadano será identificado de primera instancia como un presunto responsable. “Se está criminalizando tener un teléfono móvil necesario para realizar las actividades en pleno 20212”

Explicó que quienes puedan tener acceso a la base de datos, conocer cómo se ve el ciudadano, donde se ubica y hacia donde se mueve. Señaló que no se especifican las medidas de protección de datos personales, para que no caigan en manos de quien quiera hacer uso de ellos de manera incorrecta.

“Ya hemos visto que hasta le padrón electoral ha sido materia de comercio en el mercado negro. Es muy grave que se nos exija a través de una ley, a que entreguemos datos sobre nuestra identidad física”, dijo.

(El Heraldo de Chihuahua)